Centro de masajes Portus Blendium

¡ EMPIEZA A CUIDARTE !

Diestista

¿ Cuanto engorda la cómida rápida ?

 

 

5-palomitas--575x450

Si usted es aficionado a la comida rápida (fast food) debe tener en cuenta que suelen ser alimentos que aportan muchas calorías y que, por tanto, acabará engordando. Para eliminar las 450 calorías de un simple paquete de palomitas hay que caminar 141 minutos a una velocidad media de cinco kilómetros a la hora. Andar es algo natural en el ser humano y le hace que su organismo esté más sano, explicó a este periódico el especialista en endocrinología y nutrición Federico Soriguer. Subir escaleras o las labores de la limpieza doméstica también son unos ejercicios que ayudan a contrarrestar el aumento de peso y que ayudan a que el organismo se conserve mejor.

La comida rápida, que se extiende cada vez más entre los hábitos de la población, presenta dos inconvenientes. El primero es que no es conveniente comer rápidamente. Los alimentos deben tomarse con tranquilidad, sentado a la mesa y disfrutando del placer de un almuerzo o de una cena bien preparados. El segundo factor negativo es que son alimentos calóricos que favorecen que se ganen más peso de la cuenta. Mover las piernas y recorrer las calles, la playa o el campo es una forma idónea de reducir el impacto calórico del fast food.

Una porción de pizza cuatro quesos de 190 gramos ofrece al organismo 573 calorías. Para quemarlas hay que caminar 179 minutos. En el caso de una hamburguesa con queso (305 calorías), la caminata aconsejada debe durar 95 minutos. Asimismo, hay que andar 124 minutos si se toman dos donuts (397,4 calorías), 117 minutos por un paquete de cacahuetes con miel de 75 gramos (375 calorías), 103 minutos por 100 gramos de gominolas (331 calorías), 74 minutos por un paquete de patatas fritas de 45 gramos (283,5 calorías), 72 minutos por un kit-kat (232 calorías), 69 minutos por un bollycao (223 calorías) o 33 minutos si se bebe una coca cola de 250 mililitros (108 calorías).

La comida rápida, que se extiende cada vez más entre los hábitos de la población, presenta dos inconvenientes. El primero es que no es conveniente comer rápidamente. Los alimentos deben tomarse con tranquilidad, sentado a la mesa y disfrutando del placer de un almuerzo o de una cena bien preparados. El segundo factor negativo es que son alimentos calóricos que favorecen que se ganen más peso de la cuenta. Mover las piernas y recorrer las calles, la playa o el campo es una forma idónea de reducir el impacto calórico del fast food.

Una porción de pizza cuatro quesos de 190 gramos ofrece al organismo 573 calorías. Para quemarlas hay que caminar 179 minutos. En el caso de una hamburguesa con queso (305 calorías), la caminata aconsejada debe durar 95 minutos. Asimismo, hay que andar 124 minutos si se toman dos donuts (397,4 calorías), 117 minutos por un paquete de cacahuetes con miel de 75 gramos (375 calorías), 103 minutos por 100 gramos de gominolas (331 calorías), 74 minutos por un paquete de patatas fritas de 45 gramos (283,5 calorías), 72 minutos por un kit-kat (232 calorías), 69 minutos por un bollycao (223 calorías) o 33 minutos si se bebe una coca cola de 250 mililitros (108 calorías).

El doctor Soriguer indicó que no hay alimentos buenos ni malos; todos pueden ser válidos dependiendo de su contexto y de que se siga una dieta variada. Tomar de vez en cuando productos incluidos en la comida rápida o basura no es perjudicial, pero si se abusa de ellos y se convierten en la base de la alimentación, entonces el organismo se resiente.

La dieta mediterránea es la más recomendable, porque se caracteriza por su variedad (cereales, verduras, frutas, legumbres, pescado azul y aceite de oliva). Además, a través de los siglos, ha sido una dieta frugal (cocina de pobres) y, por tanto, poco calórica, lo que ayuda a no engordar. «Las dietas obedecen a una cultura. La nuestra es la mediterránea», señaló Federico Soriguer.

Este especialista en endocrinología y nutrición dijo que, en el tema de ganar peso, además de las calorías que aportan los alimentos, hay que tener en consideración su efecto biológico. Al ser preguntado sobre la conveniencia de andar para adelgazar, el doctor Soriguer dejó claro que caminar tiene un efecto beneficioso para la salud que va más allá de la pérdida de peso. Así, indicó que una persona con algo de sobrepeso que anda a diario suele estar más sana en líneas generales que otra delgada que no se mueve casi nunca. Soriguer abogó por incluir el ejercicio en la vida cotidiana como, por ejemplo, ir al trabajo andando, subir escaleras en vez de coger el ascensor o hacer las tareas domésticas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: